martes, 18 de abril de 2017

BANDERAS DE FE (19 de abril de 2017)


El Diario Montañés, 19 de abril de 2017

Atrás quedó la Semana Santa de las banderas. El 14 de abril, viernes santo, la republicana renació en algunos lugares, mientras que las del ejército español ondeaban a media asta en todos los cuarteles de nuestro Estado, constitucionalmente no confesional. No es extraño, porque por la estrecha boca del buzón de ciertas instituciones no cabía la Carta Magna. En 1980, tiempo de «mili», canté el himno de la Armada, escrito por Pemán y nunca revisado, que anuncia el regreso del imperio –«El imperio a España vendrá por los caminos del mar»– y pide a los marineros que crucen los mares guiados por una rosa de los vientos que tiene «delante, la gloria, la leyenda en pos, debajo las voces de nuestros caídos y arriba el mandato de España y de Dios». Son fachadas de la tradición difíciles de cambiar cuando Dios es el capitán general de los ejércitos.
En Cantabria hemos rozado el lleno hasta la bandera. Se llenó Cabárceno, el parque en el que Hormaechea soñaba elefantes mientras el presidente de Altos Hornos proyectaba alargar la agonía de una explotación minera agotada. Y se llenó Fuente Dé, para subir a los Picos por el camino de cables que trazó otra mina cerrada. Dos ejemplos de reconversión que dejaron paso a la mina turística que ahora oxigena las arcas de Cantur, justo cuando el gobierno regional va a recortar treinta y dos millones de euros poco después de aprobarse el presupuesto.
Con gente hasta la bandera me gustaría que estuviese la feria del libro de Santander, que se inaugura pasado mañana. Y que las ventas elevasen el ánimo de libreros y editores, esos profesionales que se resisten a que muera el mágico mundo del papel. Si además el gobierno regional paga las ayudas a la edición, paralizadas desde diciembre, el futuro se presentaría un poco más amable. Pero la Hacienda regional, tan cauta, tiene los pagos retenidos ‘sine die’, que es una manera latina de decir vaya usted a saber hasta cuándo. O, acorde con estos tiempos, cuando Dios quiera.
Esperemos poder resistir hasta entonces con la bandera levantada.

miércoles, 12 de abril de 2017

TIEMPO DE PASIÓN (12 de abril de 2017)


El Diario Montañés, 12 de abril de 2017

El tiempo de pasión en la liturgia cristiana comienza el Domingo de Pasión y acaba en la hora nona del Sábado Santo. El pasado sábado se cumplió ese tiempo, aunque en el PP cántabro tienen la certeza de que su pasión no ha hecho más que empezar, pues el partido tiene varios frentes abiertos y en todos confluyen los perdedores del reciente congreso.
Resulta probable que la filtración de la falsedad del currículo de Gema Igual viniera del ala dieguista como venganza por su apoyo a Buruaga. Desde entonces Igual ha comenzado un particular viacrucis que ha tenido la máxima expresión política en el pleno del pasado jueves, aunque los suyos le mostraron apoyo inquebrantable e incluso llenaron el salón de plenos con un grupo de afiliados tan apasionados como esos padres que se pelean en el fútbol. Y esto es jugar con fuego, porque si en política se desbordan los sentimientos es muy fácil incurrir en expresiones antidemocráticas como la del energúmeno que gritó «Arriba España y Viva Franco». Lo preocupante es que el autor del exabrupto no fuese expulsado de la sala, con lo que queda la duda de si la ley mordaza sólo se aplica con rigor cuando se ataca a la dictadura y no cuando se la exalta.
Los problemas del PP aumentan ahora con la iniciativa del ex director general de cultura, uno de los que consideran que Buruaga, cual Judas, traicionó a su jefe con amaños. Joaquín Solanas se ha convertido en portavoz del millar de militantes que han suscrito, sin firmar, un documento en el que se pide que Génova investigue «las múltiples irregularidades» que hubo durante el proceso electoral del congreso. Algunos desconfían de que tan abultado número de adhesiones sea real, y sospechan que puede estar preparado como los hábitos de las vírgenes que desfilan en Semana Santa: muy aparentes pero armados por un simple miriñaque. Ya se verá.
Sea como fuere, el energúmeno y el ex director general son sólo dos de los muchos actores que participan en este drama de la pasión del PP. Y no los principales.

miércoles, 5 de abril de 2017

LLEGÓ EL PORVENIR (5 de abril de 2017)


El Diario Montañés, 5 de abril de 2017

Cada día tiene su afán, dijo el apóstol Mateo años antes de que Simeone lo parafraseara con su máxima de ir ganando partido a partido. Quienes así piensan no suelen hacer planes de futuro, o al menos no los comunican porque no quieren vender la piel del oso antes de cazarlo. Suelen ser gentes pragmáticas, partidarias del día a día. Sin embargo, ¿qué sería del ser humano si no diseñara su propio proyecto de futuro, guión que intenta seguir al pie de la letra en pos de la felicidad? Es algo que traemos de serie y conviene controlar para que no entre en disputa lo que pudo haber sido y no fue.
Ana Botín, experta en cuestiones económicas, augura para Cantabria un futuro espectacular por el espíritu empresarial que tiene nuestra región. Si ella lo dice, será, que de eso sabe bastante, aunque un puñado de trabajadores del Búnker de su banco, amenazados con un traslado a Madrid, cuestionen tal espíritu. Yo también lo cuestiono, porque en Cantabria percibo una apuesta centrada en el turismo, la única empresa que parece interesarnos. De hecho, la ciudad de Santander tiene el punto de mira puesto en el Centro Botín –aunque le haya hurtado la vista de un buen trozo de bahía– y en el día en que abra sus puertas para pasmo de foráneos y orgullo de autóctonos, que ingenuamente lo diputarán por suyo. Otro Santander, el del Banco, nos ha estado pidiendo crédito ilimitado desde que el edificio sólo era un proyecto; a cambio debemos exigirle ahora que combine sus propios intereses con los de la ciudadanía y que el Centro se centre en programaciones culturales interesantes y compartidas. Así podría tener algo de sentido la generosa cesión pública de tantas cosas a una entidad privada.
Ángel González escribe en uno de sus poemas que al futuro lo llaman porvenir porque no viene nunca. El 23 de junio llega, al fin, el porvenir y comienza la realidad del Centro Botín. Por el exterior ya resulta menos transparente que en infografía. Que tenga transparencia interior y ofrezca lo deseable, es otro cantar.

miércoles, 29 de marzo de 2017

DERROTA, HOMENAJE Y PARTO (29 de marzo de 2017)


El Diario Montañés, 29 de marzo de 2017

El sopor placentero de la digestión me ha producido imágenes confusas. O acaso sea la edad que ya enseñorea mis pensamientos. Lo cierto es que, como María José Sáenz de Buruaga le ha arrebatado a Ignacio Diego la presidencia del PP por cuatro votos, he dado en imaginar al derrotado el día después, domingo, acompañado por unos pocos –porque los suyos en adelante cada vez serán menos– rumiando el fracaso y lamentando no haberse sabido retirar a tiempo. Precisamente el mismo día en que Javier López Marcano, que abandonó la política antes de que la justicia declarase su inocencia, recibía el cariño de 1.800 amigos en un homenaje al que asistió, haciendo un alto en su agenda de promoción del año jubilar lebaniego, el propio Revilla.
Y llegado aquí, he tenido una digresión que me ha hecho considerar la suerte del actual consejero de turismo, que tiene todo el apoyo del presidente para divulgar tal efeméride. A falta de inversores privados, es Revilla el que se está encargando personalmente de poner a Liébana en el mapa, tanto da que sea con José Mota o con Bertín Osborne, al que hizo subir en el teleférico con «el culo prieto» por el vértigo. Y con tales personajes, en esto del año jubilar de momento está pesando más el interés turístico que el cultural, que se intenta salvar a duras penas con actuaciones musicales de desigual nivel y mucho ruido mediático. El propio Jesulín de Ubrique, otra figura con más ruido que sustancia, se ha acercado hasta Liébana para inaugurar la VI Feria de Caza y Pesca, de la que se llevó una cabeza de venado, tras reñida puja, para exhibirla en su pared de los trofeos. 
Mi pensamiento disperso regresa a Diego. También él intentó cobrarse por todos los medios la cabeza de Marcano como personal trofeo cinegético. Esta semana, sin embargo, ha perdido la suya a manos de los suyos, que es la forma más dolorosa de perderla. Y parece que hasta la gorila Gwet, pariendo en Cabárceno dentro del recinto de la discordia, haya querido sumarse a su derrota.

miércoles, 22 de marzo de 2017

LETRAS Y NÚMEROS (22 de marzo de 2017)


El Diario Montañés, 22 de marzo de 2017

Aunque algunos creen que Cantabria es infinita, aquí no cabemos todos. Nuestro modelo económico da más bien para poco y muchos de los nuestros –precisamente los más jóvenes y mejor preparados– se ven obligados a emigrar. La crisis de los últimos 8 años ha forzado al exilio, con escasas posibilidades de regreso, a más de 18.000 cántabros, con lo que son casi ya 43.000 los que viven fuera de nuestra región y de nuestro país.
Quien se va no lo hace por movilidad geográfica, es porque no tiene futuro. El sector servicios nunca nos dará lo que la industria nos niega, pero lo seguimos teniendo como única solución posible. Vaya de muestra un botón: Sniace peligra porque un desajuste ha dejado los pretendidos 10,8 millones de beneficios en unas pérdidas de 2,8, y ya se presenta en terrenos aledaños la infografía de un área comercial de grandes superficies. Por si falla lo uno, tenemos lo otro, aunque con lo otro lleguen sueldos que no se parecerán en absoluto a los que pueden irse, si es que perdemos lo uno. Es el resultado de una crisis que vino para quedarse y que nos empobrece económica y éticamente.
Al concurso que ha sacado el Ayuntamiento de Torrelavega para cubrir 24 plazas de barrendero han acudido 1.471 aspirantes, pero sólo 2 de los puestos son fijos; los otros 22, por la Ley de Presupuestos Generales, que permite muy pocas alegrías, son interinos. Precisamente por no estar aprobados dichos Presupuestos Generales, Cantabria no ha convocado las oposiciones de Primaria para cubrir las 187 plazas previstas para maestros, con lo que el porcentaje de interinos en la enseñanza superará el 34%. No muy lejos –en el 30%– se mueve la interinidad en la sanidad cántabra. Y el 93% de los contratos que se firman en nuestra región son eventuales, los hermanos pobres de la interinidad.
Ignoro la solución al problema. Me limito a exponerlo en este rincón. Incapaz de mantener discursos que puedan llevar a engaño, nunca quise ser cura ni político. Preferí el oficio de las letras, aunque hoy sólo haya hablado de números.

miércoles, 15 de marzo de 2017

PIRÓMANOS POLÍTICOS (15 de marzo de 2017)


El Diario Montañés, 15 de marzo de 2017

Los pirómanos han hecho su agosto en marzo. La primavera se adelantó por sorpresa en Cantabria y, animados por el viento sur, brotaron por doquier sembrando focos de destrucción en nuestros montes. Menos mal que al final de la semana la lluvia vino a echar una mano a los bomberos y a los voluntarios que luchaban denodadamente contra el fuego de la insensatez. «Cuando un monte se quema, algo suyo se quema», decía un eslogan de los setenta para concienciarnos de que el bosque –la tierra, en fin– es de todos. Pero el pirómano lleva en los genes un odio irracional, ajeno a cualquier consejo, y goza especialmente cuando destruye bienes comunes.
Hay quien dice que al PP cántabro también le han salido pirómanos dispuestos a destruirlo. Cada uno de los dos candidatos culpa al otro de haber generado el fuego interno que puede llevarse por delante no sólo la maleza sino árboles de mucho porte. El partido ha estado asentado en la mayoría absoluta, que es la fórmula más cómoda y peligrosa de gobernar porque favorece la aparición de la soberbia, que, a su vez, suele generar las zarzas que intrincan los caminos del diálogo. Dicen los partidarios de Buruaga que ellos no quieren quemar el partido, que sólo pretenden desbrozarlo para abrir sendas de entendimiento futuro con otros grupos políticos, porque con Diego es imposible. Le acusan de haberlo enmarañado todo y de mantener una postura similar a la de los líderes absolutistas, que piensan que tras ellos sólo puede quedar un desierto y que no hay modo mejor que los malos modos.
Los entendidos mantienen que tras un incendio los bosques tardan décadas en volver a ser como fueron. En quince o veinte años calculan algunos políticos populares que pueden terminar de cicatrizar las heridas de su actual enfrentamiento fratricida. Si sus cálculos son correctos, el partido cántabro habrá perdido una generación y Diego podrá decir con propiedad que tras él llegó la nada. Por eso en algunos corrillos se le considera «el hombre de las cuatro pes»: pirómano político del PP.

miércoles, 8 de marzo de 2017

PRESUPUESTO SIETEMESINO (8 de marzo de 2017)


El Diario Montañés, 7 de marzo de 2017

Estamos pasando una etapa difícil, aunque nos hablen maravillas del actual momento económico. Sólo hay que preguntarle a cualquier consejero o director general de nuestro gobierno sobre algún pago pendiente de su consejería, para asistir a encogimientos de hombros y explicaciones que no van más allá del «hemos hecho cuanto estaba en nuestras manos; no podemos hacer más». Y lo dicen porque el tema en cuestión, aunque aprobado ya desde hace meses –con la consiguiente publicación en el BOC– sigue estancado en Hacienda, madre vigilante que sólo liberará el dinero cuando lo haya y pueda hacerlo. Porque, aunque las partidas económicas del gobierno regional se aprueben en el papel, llegando septiembre alguien puede decidir que hay que retrasar pagos para maquillar el déficit. Y es entonces cuando se quedan en el limbo, en espera de tiempos mejores.
Ahora, cuando ya casi han caído tres hojas del nuevo calendario, acaban de aprobarse las cuentas regionales de 2017. Y con los dineros de este curso se hará frente a esos pagos no realizados en los últimos meses del anterior, con lo que el nuevo presupuesto nace sietemesino, sin posibilidades reales de llegar a fin de año. Siempre sucede lo mismo. La rueda económica que nos lleva gira a un ritmo muy desigual, en unas ocasiones casi frenada y en otras frenética, sobre todo cuando las obras y las inversiones previas a cada periodo electoral engrasan sus rodamientos. Entonces no hay déficit que valga.
En ese sentido, la nuestra es una economía basada en engaños, una especie de juego irregular, pero permitido, que nos obligan a jugar a todos, gobierne quien gobierne. Y que también padecen los consejeros y los directores generales, con encogimiento crónico de hombros, arqueo de cejas y una disculpa pesarosa por no poder hacer más de lo que hacen. Y a mí, qué quieren que les diga, me da mucha lástima sentir su desvalimiento. Por eso permanezco cabizbajo cuando alguno de ellos se sincera y me comenta en privado todo lo que no puede decir en público. No soporto su congoja.